“La suplementación a largo plazo con una baja dosis de melatonina reduce las reservas de grasa por un par de kilos y aumenta la masa corporal magra en casi la misma cantidad. Los endocrinólogos del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca descubrierón esto después de dar 81 mujeres de 56-73 años, 1 o 3 mg de melatonina cada noche durante un año.

 Antes de nada, para el que no sepa que es la melatonina, voy a explicar brevemente que es, y su función en el cuerpo humano.

La melatonina es una hormona que se encuentra en forma natural en el cuerpo. La melatonina que se usa como medicamento generalmente es sintetizada en el laboratorio. Se encuentra más comúnmente disponible en forma de tabletas, pero también se elaboran formas farmacéuticas para colocar entre las encías y la mejilla o bajo la lengua. Esto permite que la melatonina sea absorbida directamente por el cuerpo.

La gente usa la melatonina para ajustar el reloj interno del cuerpo. Se usa para el “jet lag”, para ajustar los ciclos de sueño/vigilia en las personas cuyo horario diario de trabajo cambia (trastorno de cambios de turnos de trabajo) o para ayudar a las personas ciegas a establecer un ciclo de día y de noche.

La melatonina también se usa para el tratamiento de la incapacidad para conciliar el sueño (insomnio); para el síndrome de la fase retrasada de sueño (DSRS); para el insomnio asociado con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

Es hormona que principalmente se asocia con el ritmo circadiano (Morin y Benca, 2012) y algunos estudios han demostrado efectos sedantes/hipnóticos en este compuesto (Buscemi et al., 2005). No obstante, los estudios que investigan el uso de la melatonina para el insomnio primario demuestran resultados poco concluyentes (Morin y Benca, 2012). En un meta-análisis se reportó una reducción en la latencia inicial del sueño de 7.2 min y se concluyó que aunque el uso de melatonina a corto plazo parece ser seguro, no hubo evidencia de su eficacia para los trastornos más primarios del sueño (Buscemi et al., 2005).

Otra intervención recientemente investigada es con el jugo de cereza ácida. Las cerezas ácidas contienen concentraciones altas de melatonina y cuando se consumieron durante un periodo de 2 semanas mejoraron los síntomas de insomnio subjetivo al comparar con un placebo (Pigeon et al., 2010). Asimismo, se han reportado mejorías moderadas en el tiempo y calidad de sueño (Howatson et al., 2011). Dejando a un lado los estudios, yo la uso, y mi opinión es muy buena, me ayuda bastante a dormir y a ganar calidad de sueño. Todo deportista que se dedique a ello, sabe que si entrena varias veces al día, y sobre todo por la tarde-noche, cerca de la hora de acostarse, puede que su sueño se vea interrumpido por una alteración de la homeóstasis, (vamos que estas nervioso y alterado internamente).

y ahora veamos el estudio que al principio comente…

Estudio

No se sabe con precisión cómo la melatonina inhibe el crecimiento de tejido graso, pero in vitro la investigación ha demostrado que la melatonina disminuye la actividad del receptor de grasa PPAR-gamma en las células de grasa, por lo que crecen menos en tamaño y con menos rapidez. [J Pineal Res. 2010 Nov;49(4):364-72.] [J Pineal Res. 2009 Oct;47(3):221-7.]: La melatonina también parece jugar un papel importante en la regulación del equilibrio de la glucosa / insulina.  [Eur J Pharmacol. 2009;606(1-3):61-71.] En este otro estudio, podemos ver como la melatonina durante el Ejercício de resistencia eleva la hormona de crecimiento Eur J Endocrinol. 1999 Jul;141(1):22-6.

Entonces, ¿podría la melatonina ayudar a las personas a mantenerse delgado? Esta es la pregunta que los investigadores se dispusierón a responder haciendo un estudio en humanos en el que participaron 81 mujeres. Se hicierón 3 grupos;

Grupo placebo

Grupo que tomaron 1 gramo de melatonina antes de ir a dormir

Grupo que tomaron 3 gramos de melatonina antes de ir a dormir

Resultados

Independientemente de la dosis, las mujeres de los dos grupos que tomaron melatonina perdieron grasa corporal, mientras que las mujeres del grupo placebo, es decir, las que NO la tomaron, ganaron grasa corporal. Al final del experimento, las mujeres que habían tomado melatonina habían perdido alrededor de un 5% de su grasa corporal. Al mismo tiempo la masa corporal magra de las mujeres en los grupos de melatonina se había incrementado en más de un 3%.

1 mela melaton 2

Un dato curioso es que, los investigadores descubrieron que los suplementos de melatonina hicieron a las mujeres más sensibles a la insulina. Cuanto mayor sea el IMC de las mujeres, más fuerte será el efecto, como se muestra en la siguiente figura:

3

El aumento de la sensibilidad a la insulina puede haber sido debido al aumento en la secreción de la adiponectina por las células de grasa.

Conclusión

Los investigadores de este estudio, Clin Endocrinol (Oxf). 2015 Sep 9. doi: 10.1111/cen.12942. [Epub ahead of print]. Nos han demostrado que pequeñas dosis de melatonina (1 y 3 mg / d) tienen efectos beneficiosos sobre la composición corporal en términos de reducción de la masa grasa y aumentó significativamente la masa magra dentro de un límite, en las mujeres.

La única explicación que le veo a los resultados del estudio es que, la melatonina podría haber impulsado la osteogénesis que resulta en la disminución de la adipogénesis. Sobre la base del estudio, la melatonina puede ser un agente terapéutico de interés para futuras estrategias nutricionales, ya sea para la mejora del sueño o del peso. No podemos olvidar que, la melatonina en principio se usa para trastornos de sueño, pero me pareció mas que curioso este resultado que dio la ingesta de melatonina sobre la grasa corporal.

Artículos relacionados:

Intervenciones nutricionales para mejorar el sueño

El sueño y el Atleta