[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto”]

Desde hace años hay un gran debate abierto sobre los efectos de los ejercicios de estiramiento sobre las adaptaciones relacionadas con el entrenamiento de fuerza, como sobre el propio rendimiento físico, antes del propio entrenamiento (ver las entradas anteriores sobre el tema). Y es que, a día de hoy, no se sabe bien con claridad cual seria la mejor estrategia para el atleta. La opinión más postulada actualmente entre los investigadores al respecto es evitar los ejercicios previos de estiramiento.

Estudio

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio J Strength Cond Res. 2015 Dec 21 cuyo objetivo fue investigar los efectos agudos de dos intervenciones de estiramiento que son:

  • Facilitación neuromuscular propioceptiva, (PNF)
  • Estiramiento estático pasivo, (PSS)
  • Calentamiento específico (SW)

Sobre la fuerza y la arquitectura de los músculos vasto lateral y bíceps femoral, tras una posterior sesión de entrenamiento de fuerza (STS). Se observaron imágenes musculares por ultrasonidos antes e inmediatamente después de los estiramientos o calentamiento específico, y 10 minutos después del entrenamiento de fuerza.

Resultados

Los resultados mostrarón que el PNF se asoció a un menor rendimiento en todos los ejercicios efectuados. El estiramiento pasivo (PSS) y el calentamiento específico (SW) se asociaron a un mayor rendimiento de fuerza en prensa de piernas que PNF. La longitud de fascículo muscular del vasto lateral aumentó después de STS con realización previa de PNF. El músculo bíceps femoral mostró un mayor ángulo de penación 10 min después de STS precedido de PSS, mientras que la longitud fascicular aumentó inmediatamente después de PSS y disminuyó 10 min después de STS precedido por PSS. Los resultados sugieren que un calentamiento específico puede ser realizado antes del entrenamiento de fuerza, mientras que el estiramiento PNF no debería realizarse al afectar negativamente al rendimiento muscular, sobre todo antes del entrenamiento de la fuerza.

Conclusión

PJ-BL974_SP_STR_P_20130115180541

Los resultados de este estudio apoyan la opinión actual de no recomendar estiramientos antes de entrenamiento o competición ligada a la fuerza, y en su lugar realizar un calentamiento específico que ha mostrado ventajas respecto al rendimiento posterior. Estos resultados pueden ayudar a los profesionales de la salud en la prescripción de entrenamiento de resistencia. Estos resultados pueden ayudar a los profesionales del ejercicio físico en la prescripción del estiramiento antes del entrenamiento de resistencia.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]