“Los atletas de fuerza que entrenan con un estado de hidratación adecuada tendrán la hormona cortisol mas baja, y por ende en mejor estado los niveles de las hormonas anabólicas”. Un pedazo de investigación francesa sugiere que el agua tiene un efecto potencialmente anabólico en la resistencia y en el entrenamiento cardiovascular.

Estudio

Los investigadores del Centro de Exploración de Readaptación y Metabolismo Muscular publicarón un artículo sobre un estudio en el que se llevarón a cabo experimentos con siete personas (varones) sanos de unos 20 años. Los sujetos tenían que realizar un ciclo dos veces durante 40 minutos a una velocidad constante. Los hombres comenzarón por calentamiento durante 10 minutos hasta llegar a producir 150 vatios, y luego pedalearón durante 30 minutos manteniendo esa intensidad.

Los investigadores midierón la concentración de la hormona del crecimiento en la sangre de los sujetos, y trabajarón desde el peso corporal de los hombres, hasta la cantidad de líquido que habían perdido. La cantidad fue de 568 ml. Eso es bastante poco, pero hay que recalcar que la temperatura en el laboratorio era de 25 grados Celsius. Probablemente de haber sido la prueba en otro clima mas caluroso, la perdida habria sido del doble o incluso algo mas.

En otra ocasión, los hombres alternan de nuevo, pero los investigadores repone el líquido que sabían los sujetos perderían. Cuando se midió la concentración de la hormona del crecimiento en la sangre de los hombres que recibieron la figura que se muestra a continuación.

Resultados

La primera figura muestra lo que ocurre con el nivel de la hormona del crecimiento durante la sesión. La siguiente figura que muestra la cantidad total de la hormona de crecimiento producida durante la sesión. En la figura de abajo la barra rayada representa la primera sesión, cuando los sujetos no beben, y la barra blanca representa la segunda, durante el cual se les dio medio litro de agua.

1

2

¿Porque?

De acuerdo con los investigadores existe en consecuencia una relación entre el fluido corporal y los niveles de la hormona de crecimiento. Piensan que hay receptores en la corriente sanguínea que estimulan la producción de hormona del crecimiento cuando el nivel de fluido aumenta. No profundizan en cómo podría funcionar este mecanismo.

Conclusión

Este estudio nos muestra como una vez mas, el estado de hidratación es primordial para el rendimiento deportivo del atleta. También podemos llegar a la conclusión de que, al estimular mas la hormona de crecimiento, y reducir el cortisol (hormona del estres), el atleta tendrá una menor degradación muscular y mayor recuperación muscular posterior al ejercicio físico.