En la actualidad no hay evidencia que indica que alguna vitamina tenga un efecto ergogénico, a menos que sea ingerida cuando hay un déficit previo (Kreider et al., 2010). En un estudio realizado hace algunos años (Petróczi et al., 2007) se investigó que suplementos utilizaba una población de deportistas, y hay dos resultados que son dignos de mención, a saber, 1) la mayor parte de los deportistas utilizaba vitaminas (Figura 1), y 2) los deportistas utilizaban los suplementos sin tener un fundamento apropiado para su uso.

fff

Figura 1. Uso de suplementos y razones relacionadas al rendimiento para el uso por sujetos que tomaban suplementos (n=520), expresados como porcentaje de la muestra. Los sujetos podían elegir más de una razón o suplemento, por lo que el porcentaje acumulado excede el 100%.

Recientemente se han publicado en Annals of Internal Medicine tres estudios que han analizado los efectos a largo plazo de tomar suplementos multivitamínicos. Dos han sido ensayos clínicos de intervención (de cientos e incluso miles de personas, rigurosos, aleatorios y con grupo de control) y el tercero una revisión. En concreto, en Oral High-Dose Multivitamins and Minerals After Myocardial Infarction: A Randomized Trial se investigó durante casi tres años si estos suplementos prevenían enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, enLong-Term Multivitamin Supplementation and Cognitive Function in Men: A Randomized trial los expertos estudiaron la función cognitiva de 5000 personas durante 13 años. Y en  tercer lugar, en la revisión Vitamin and Mineral Supplements in the Primary Prevention of Cardiovascular Disease and Cancer: An Updated Systematic Evidence Review for the U.S. Preventive Services Task Force se revisaron una buena cantidad de estudios y evidencias para ver si los suplementos vitáminicos pueden prevenir el cáncer y la enfermedad cardiovascular.

Association of Dietary, Circulating, and Supplement Fatty Acids With Coronary Risk: A Systematic Review and Meta-analysis” Este es el meta-análisis del que les hablé en el post anterior, que incluyó el análisis de más de una docena de estudios de intervención sobre ácidos omega-3, sin resultados estadísticamente significativos.

Randomized controlled trial of maternal omega-3 long-chain PUFA supplementation during pregnancy and early childhood development of attention, working memory, and inhibitory control“. Los niños de mujeres embarazadas que tomaron suplementos de omega-3 durante el embarazo no presentaron mayores capacidades cognitivas.

Effectiveness of Omega-3 Polysaturated Fatty Acids (Fish Oil) Supplementation for Treating Hypertriglyceridemia in Children and Adolescents“. Los niños con triglicéridos elevados que fueron tratados con suplementos de omega-3 no mejoraron sus niveles.

Effect of Long-Chain ω-3 Fatty Acids and Lutein + Zeaxanthin Supplements on Cardiovascular Outcomes“. En este estudio sobre el efecto de los suplementos de omega-3 en los eventos cardiovasculares, derivado de otro estudio sobre salud ocular, no se identificó ninguna ventaja a su consumo.

Effects of Multivitamin Supplement on Cataract and Age-Related Macular Degeneration in a Randomized Trial of Male Physicians“. Estudio sobre la utilidad de suplementos de multivitaminas en la salud ocular, en el que se observó una modesta reducción del riesgo relativo de degeneración macular (menor del 10%)  entre los que tomaron suplementos.


Voy a agrupar las conclusiones de los tres en un solo bloque, porque son similares y fáciles de resumir: No hay nada que pruebe que mas es mejor, como que tomarlos sirva para prevenir enfermedades cardiovasculares o cáncer, o para mejorar nuestras capacidades mentales, ya que no se identificaron efectos beneficiosos significativos y dignos de tener en cuenta. Y, una vez más, al igual que otros estudios similares anteriores, estas investigaciones indican que no es útil que personas sanas y en condiciones metabólicas normales tomen indiscriminadamente suplementos de este tipo.

Así, el objetivo del presente artículo es presentar información basada en la evidencia principalmente sobre los posibles riesgos asociados a la utilización de multivitamínicos.

Multivitamínicos

Los suplementos multivitamínicos son usados por muchas personas, incluidos los atletas. En general son utilizados por:

1) Personas que tienen deficiencias vitamínicas en su dieta.

2) Personas que buscan las propiedades antioxidantes de las vitaminas (para combatir los radicales libres).

3) Personas que consideran que pueden mejorar el rendimiento deportivo si consumen multivitamínicos.

En general y tal como planteamos inicialmente, la suplementación con vitaminas no provee beneficios excepto que haya una deficiencia alimenticia y el atleta no consuma suficientes vitaminas en su dieta. Teniendo en cuenta que algunas de estas vitaminas en dosis elevadas son no recomendables por su toxicidad, en general se recomienda que si el atleta va a suplementar su dieta, use un multivitaminico, dado que por lo general las deficiencias en vitaminas no se dan de forma aislada.

Sin embargo, el atleta, o la persona que hace ejercicio para su salud y bienestar debe considerar una serie factores antes de consumir multivitaminicos. En primer lugar, debe saber que la industria de los suplementos nutricionales no tiene el mismo grado de regulación que los alimentos o los medicamentos. A este problema se suma que algunas vitaminas pueden interferir con medicamentos, por eso es aconsejable discutir con el médico de cabecera si el suplemento no interfiere con los medicamentos que estén siendo utilizados.

Recientemente una revisión sistemática de trabajos en donde se utilizaron multivitamínicos, vitamina A, C, B-caroteno y ácido fólico, demostró que su utilización no ejerce ningún efecto en población general en relación con las enfermedades cardiovasculares, la mortalidad, o el cáncer (Fortmann et al., 2013). Otros estudios (Bielakovic et al., 2012) han hallado resultados similares en relación a las vitaminas antioxidantes. Los estudios que evaluaron el consumo de vitamina C para los resfríos solo demuestran que al suplementar se acorta la duración del resfrió y los síntomas son más leves, sin embargo la incidencia de resfríos no cambia, y el efecto es notable solo en personas que realizan un volumen significativo de ejercicio físico (Hemilä y Chalker, 2012). Por último, los estudios que evaluaron el uso de multivitamínicos y su efecto en el VO2 máx.tampoco han demonstrado una mejoría en el rendimiento aeróbico (Singh et al., 1992, Skaug et al., 2014).

Es importante destacar también que muchos multivitamínicos y suplementos comercialmente disponibles contienen megadosis (dosis varias veces superiores a la ingesta diaria recomendada, e.g., 1 g de vitamina C), que los deportistas utilizan para contrarrestar el estrés oxidativo y los radicales libres. Al parecer la producción de radicales libres inducida por el ejercicio sirve como señal promotora de la expresión de una serie de proteínas del músculo esquelético, incluyendo a enzimas antioxidantes, proteínas mitocondriales y proteínas de choque térmico. En la literatura científica (Stear, Burke y Castell, 2009) hay evidencia que indica que las megadosis de vitamina C y E no solo no son beneficiosas sino que además pueden afectar el proceso de adaptación al entrenamiento perjudicando los mecanismos arriba mencionados.

Conclusiones

Destacar que como consumidor, y entrenador, se deben considerar diferentes factores en el análisis de un suplemento nutricional como las vitaminas y evaluar específicamente si los beneficios del consumo de dicho suplemento son reales y más importantes que los riesgos. Pues de momento, no se han encontrado beneficio alguno, en el suplementarse con multivitamínicos si no se presenta algún DÉFICIT severo. En atletas profesionales, el desgaste es mayor, por tanto la ingesta debe ser mayor, pero en persona sanas y en condiciones normales su uso no estaría justificado.

Referencias

Bjelakovic G, Nikolova D, Gluud LL, Simonetti RG, Gluud C.Antioxidant supplements for prevention of mortality in healthy participants and patients with various diseases.Cochrane Database Syst Rev. 2012 Mar 14;3:CD007176.

Fortmann SP, Burda BU, Senger CA, Lin JS, Beil TL, O’Connor E, Whitlock EP. (2013) Vitamin, Mineral, and Multivitamin Supplements for the Primary Prevention of Cardiovascular Disease and Cancer: A Systematic Evidence Review for the U.S. Preventive Services Task Force. Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2013 Nov. Report No.: 14-05199-EF-1.U.S. Preventive Services Task Force Evidence Syntheses, formerly Systematic Evidence Reviews.

Hemilä H, Chalker E.Vitamin C for preventing and treating the common cold.Cochrane Database Syst Rev. 2013 Jan 31;1:CD000980.

Kreider Richard B, Colin D Wilborn, Lem Taylor, Bill Campbell, Anthony L Almada, Rick Collins, Mathew Cooke, Conrad P Earnest, Mike Greenwood, Douglas S Kalman, Chad M Kerksick, Susan M Kleiner, Brian Leutholtz, Hector Lopez, Lonnie M Lowery, Ron Mendel, Abbie Smith, Marie Spano, Robert Wildman, Darryn S Willoughby, Tim N Ziegenfuss, Jose Antonio. ISSN exercise & sports nutrition review: research & recommendations. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 7:7, 2010.

Petróczi Andrea, Decían P. Naughton, Jason Mazanov, Allison Holloway, and Jerry Bingham. Performance enhancement with supplements: incongruence between rationale and practice. J. Int. Soc. Sports Nutr., 4: 9, 2007.

Singh A, Moses FM, Deuster PA.Chronic multivitamin-mineral supplementation does not enhance physical performance.Med Sci Sports Exerc. 1992 Jun;24(6):726-32.

Skaug A, Sveen O, Raastad T.An antioxidant and multivitamin supplement reduced improvements in VO2max.J Sports Med Phys Fitness. 2014 Feb;54(1):63-9.

Stear S. J., L. M. Burke, L. M. Castell. BJSM reviews: A-Z of nutritional supplements: dietary supplements, sports nutrition foods and ergogenic aids for health and performance Part 3. Br J Sport Med, 43: 890-892, 2009