Cientos de miles de hombres y mujeres continúan haciendo abdominales hasta ponerse morados, con o sin máquinas maravillosas de la tele tienda, suplementos, y todo lo que puede haber, con la esperanza de obtener una cintura más estrecha o unos abdominales marcados. A estas alturas , la gente no entiende, que para sacar abdomen, consiste en tener una buena alimentación y  hacer ejercicio de resistencia o cardiovascular, (en fisioculturistas y atletas no es necesario el ejercicio de resistencia, ya que con una alimentación estricta se puede tener un abdomen perfectamente definido) aun así, os dejo esto para el resto de personas que quieran ver como de cierto es lo que digo.
. Y un estudio publicado en el Journal of Strenght and Conditioning Research les da la razón.

Dicen los entrenadores, que no puedes perder grasa en zonas específicas. Sólo puedes perder grasa. Si gastas más energía de la que consumes mediante el alimento, tu cuerpo descompone la grasa de todos los sitios posibles, y antes o después verás los beneficios en las zonas donde más quieres perder grasa.

androidfatcrunches3

Los investigadores han realizado incontables experimentos con sujetos que realizaban ejercicios abdominales y han medido la cantidad de grasa que desaparecía de su cintura, sin resultados.

Científicos deportivos norteamericanos han repetido estos estudios reclutando a 14 individuos sedentarios de unos 20 años, que tenían un peso corporal estable, haciéndoles entrenar sus músculos abdominales durante seis semanas consecutivas. Los sujetos debían realizar una rutina para su sección media, cinco veces por semana.

El entrenamiento consistía en siete ejercicios con dos series de diez repeticiones cada uno. Un grupo de control de diez personas de unos 20 años no hizo nada durante esas seis semanas.

La tabla inferior muestra que el trabajo abdominal no supuso ningún cambio estadísticamente significativo en el peso corporal, la grasa corporal total o la masa de grasa androide. La grasa androide se encuentra en el torso: alrededor de abdomen, pecho, hombros, cuello y espalda. La única parte positiva que podemos sacar es que, al finalizar las seis semanas de prueba, los sujetos fueron capaces de realizar más abdominales con un mayor rendimiento, es lógico, la adaptación está presente. El ejercicio abdominal fue efectivo para incrementar la fuerza abdominal pero no para disminuir las varias medidas de grasa abdominal, concluyeron los investigadores.

androidfatcrunches

androidfatcrunches2

Algunos individuos tratan de reducir su cintura únicamente realizando ejercicios abdominales, posiblemente debido a las afirmaciones publicitarias de diversos productos de trabajo abdominal. La información obtenida de este estudio puede ayudar a la gente a comprender que el ejercicio abdominal no es suficiente, por sí mismo, para reducir la cintura o la grasa abdominal subcutánea. Tenemos que entender, que si se quiere tener un abdomen marcado y definido, se debe de llevar una alimentación correcta, sabiendo cuáles son tus necesidades individuales. Todo esto combinado con ejercicio de resistencia, ya sea intervalos de alta intensidad, o carrera continua o estacionaria.

”El abdomen se consigue en la cocina y una vez tengas ese aspecto dominado , compleméntalo con entrenamiento”

Fuente Artículo

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21804427

epartment of Kinesiology & Health Education, Southern Illinois University Edwardsville, Edwardsville, Illinois, USA. svispute@uic.edu

Vispute SSSmith JDLeCheminant JDHurley KS.