Diariamente ,los médicos intentan salvar miles de vidas de pacientes con cáncer, con las técnicas que actualmente  exciten, pero la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía como ya imaginamos todas estas, tienen efectos secundarios pesados para la salud. Los pacientes que se han sometido a tratamiento por lo general necesitan años para recuperarse completamente. Pues traigo un estudio el cual dice que el entrenamiento de fuerza puede ayudar a acelerar la recuperación, los investigadores del Centro Médico Maxima Medical Centre in Veldhoven.

Ingrid de Backer publicó los resultados de un estudio Br J Cancer. Jul 8, 2008; 99 realizado en 2008 en el British Journal of Cancer, dicho estudio recibió un premio al mejor estudio sobre el ejercicio y la rehabilitación del cáncer. De hecho, los resultados de Backer son interesantes para todos los pacientes de esta trágica enfermedad.  Backer llevó a cabo su experimento con 49 sujetos, todos los cuales acababan de sufrir la terapia del cáncer. Era un grupo diverso, pero el mayor subgrupo fue de las mujeres que han tenido cáncer de mama. De Backer puso a los pacientes a hacer un entrenamiento intensivo de peso dos veces a la semana. Realizarón fila vertical, prensa de piernas, press de banca, pull-sobre, crunch y lunges (zancadas)

1

Durante las primeras 12 semanas, los sujetos hicieron 2 series de 10 repeticiones de cada ejercicio. Durante el último periodo de entrenamiento pasó a aumentar el número de repeticiones – más de 20 repeticiones por serie – pero no aumentar el peso. Antes y después del entrenamiento de la fuerza los sujetos realizarón un entrenamiento de intervalo corto en una bicicleta estática.

El programa de entrenamiento duró 18 semanas. Los sujetos en el grupo experimental tuvo una consulta con un médico deportivo, que le dio a cada sujeto un programa de ejercicio personal. “Estos consejos personalizados se basan en los intereses individuales de cada paciente y la motivación”, escriben los investigadores. Un grupo control de 22 pacientes con cáncer no hizo ningún entrenamiento. Los investigadores midierón la fuerza muscular de los sujetos antes de que comenzara el programa, inmediatamente después de la finalización y un año más tarde. La siguiente figura muestra que los pacientes mantuvierón la fuerza muscular que habían ganado.

ffff

La figura a continuación indica que el entrenamiento de fuerza ayudó a reducir la fatiga y mejorar la calidad de vida. Los efectos no fuerón espectaculares, pero eran estadísticamente significativas. Si hace clic sobre la figura aparecerá una versión más grande. Esto demuestra que los efectos positivos del entrenamiento de la fuerza aún estaban presentes un año más tarde.

3

Conclusión

“Con base en estos resultados, se sugiere que las directrices para la rehabilitación en los pacientes oncológicos deben incluir el entrenamiento de resistencia de alta intensidad”, pues el ejercicio con pesas (entrenamiento resistido) mejora la calidad de vida, función cardiopulmonar, fatiga y fuerza en enfermos con cancer, concluyen los investigadores en su estudio

No es primer estudio el cual nos muestra a través del entrenamiento físico en concreto de la fuerza, mejoras en tratamientos y pacientes con cancer.

El estudio J Clin Oncol. 2006 Aug 1;24(22):3527-34. Epub 2006 Jul 5. Nos muestra como el ejercicio aumenta más del doble la supervivencia al cancer de colon

El estudio Cancer Res. 2011 Jun  nos muestra como el ejercicio físico reduce la progresión de cáncer de próstata a la mitad.

El estudio Eating raw garlic can prevent cancer, study suggests nos muestra como la ingesta de ajo reduce el cancer de pulmón a la mitad