Introducción

El entrenamiento de fuerza se asocia a señales anabólicas intracelulares con activación de síntesis de proteínas contráctiles que hace que el musculo gane en espesor mediante la suma de sarcómeros en paralelo. Entre las diferentes variables que pueden manipularse para conseguir una hipertrofia máxima, la duración de la “unidad de repetición” (suma del tiempo en contracción concéntrica, excéntrica y ocasionalmente isométrica) es quizás la menos estudiada. Frecuentemente el tiempo de la unidad de repetición se expresa con 3 dígitos (ej. 1-0-2), donde el primero corresponde a la duración (en segundos) de la contracción concéntrica, el segundo a la fase de transición isométrica entre la contracción concéntrica y la excéntrica, y el tercero a la contracción excéntrica. Cuando se utilizan cargas submáximas (80-85% 1RM) se puede variar el tiempo de la unidad de repetición, habiéndose propuesto que una duración mayor incrementaría la tensión intramuscular, y esto activaría las señales intracelulares anabólicas provocando mayor hipertrofia. Sin embargo, no está claro que este razonamiento lógico se correlaciones con una adaptación fisiológica.

Objetivo

Recientemente se han publicado los resultados de un meta-análisis Sports Med. 2015 Jan 20 para determinar si las alteraciones en la duración de la unidad de repetición provoca más hipertrofia.

Resultados

Los resultados mostrarón que desde un punto de vista práctico existe un amplio margen de duración de la unidad de repetición para lograr efectos similares. Así, entre 0,5 y 8 s de duración la respuesta hipertrófica es similar, pero si la duración excede los 10 s, entonces la hipertrofia será menor. No obstante, en muchos estudios existen limitaciones en la valoración objetiva de la hipertrofia que dificulta la postulación de conclusiones definitivas.