Un nuevo estudio (aqui) nos  muestra que no hubo un resultado estadísticamente significativo sobre el peso, con el consumo de te verde en adultos con sobrepeso u obesidad. Se observa un pequeño efecto sobre la disminución del porcentaje de masa grasa, en personas activas físicamente, (fuera del sedentarismo) “”pero no fue clínicamente relevante para los investigadores””. Para mi parecer, es algo lógico, ya que el té verde es una gran ayuda para bajar de peso, pero no es un remedio mágico. Aun consumiendo te verde, se debe tener una alimentación inteligente favoreciendo el sistema hormonal , con una ingesta calórica acorde a la necesidades de cada paciente, y un mínimo de ejercicio físico. Por ejemplo, en este estudio vemos como el té verde combinado con ejercicio de resistencia incrementa la disminución de la grasa corporal, una menor circunferencia de la cintura, y un descenso en los niveles de trigliceridos en sangre, mediante el aumento de la masa corporal magra y la fuerza muscular. Respecto al peso, el te verde solo es una ayuda, no obstante el te verde nos proporciona muchos mas beneficios (aqui , aqui y aqui).

te-verde_hojas

Introducción:

La cafeína y las catequinas contenidas en el té verde podrían tener un efecto termogénico que favorece la pérdida de peso y de grasa corporal. El objetivo del presente estudio es evaluar la magnitud del efecto del té verde o de sus extractos (cafeína y catequinas) sobre el peso corporal y la composición corporal. Material y métodos: Se realizó una revisión sistemática y metaanálisis para determinar la magnitud del efecto del té verde o de sus extractos sobre el peso corporal (kg), índice de masa corporal (IMC) (kg/m2), masa grasa (%), y perímetro de cintura (cm), o de cadera (cm). Se incluyeron estudios publicados entre los años 2000 y 2013, recuperados de PubMed/Medline con las siguientes características: ensayos controlados aleatorizados (ECA) de grupos paralelos (intervención y placebo), con asignación aleatoria, doble cegado, y un seguimiento mínimo de 12 semanas, en individuos sanos de cualquier género, de edades superiores a los18 años, con IMC de 25-40 kg/ m2. De cada estudio incluido se estableció su calidad y riesgo de sesgos, y se realizó el análisis estadístico, con el software RevMan Crochrane Collaboration 5.1.6, según el modelo de efectos aleatorios con un intervalo de confianza del 95% (IC 95%). Se estimó que el efecto era estadísticamente significativo en p < 0,05, y se evaluó la homogeneidad de los estudios mediante el índice I2. Resultados: La estrategia de búsqueda recuperó 154 estudios, de los cuales solamente 5 pudieron ser incluidos en el análisis cuantitativo. El análisis reveló una diferencia media (DM) estadísticamente no significativa de pérdida de peso, tanto en el análisis de subgrupos: individuos asiáticos -0,81 kg (95% IC: -2,76 a 1,13; P = 0,41; I2 = 0%; n = 210), individuos caucásicos -0,73 kg (95% IC: -3,22 a 1,75; P = 0,45; I2 = 0%; n = 91); como en su conjunto: -0,78 kg (95% IC: -2,31 a 0,75; P = 0,32; I2 = 0%; n = 301). Tampoco se observó una DM estadísticamente significativa de disminución del IMC, tanto en el análisis de subgrupos: individuos asiáticos -0,65 (95% IC: -1,85 a 0,54; P = 0,29; I2 = 0%; n = 71), individuos caucásicos -0,21 (95% IC: -0,96 a 0,53; P = 0,58; I2 = 22%; n = 91); como en su conjunto: -0,31 kg (95% IC: -0,88 a 0,27; P = 0,30; I2 = 0%; n = 162), ni para el perímetro de cintura 0,08 cm (95% IC: -0,39 a 0,55; P = 0,73; I2 = 3%; n = 301) o cadera (95% IC: -1,14 a 0,93; P = 0,85; I2 = 0%; n = 210). En la evaluación del efecto sobre el porcentaje de masa grasa (%MG), no se halló una DM estadísticamente significativa para los subgrupos de población: individuos asiáticos -0,76 (95% IC: -1,59 a 0,08; P = 0,08; I2 = 0%; n = 169), individuos caucásicos -0,76 (95% IC: -2,22 a 0,70; P = 0,31; I2 = 36%; n = 93); pero sí una pequeña, aunque estadísticamente significativa, disminución en su conjunto -0,76 (95% IC: -1,44 a -0,09; P = 0,03; I2 = 0%; n = 260). Discusión: El efecto estadísticamente significativo del té verde sobre el %MG de toda la muestra no fue clínicamente relevante, hecho remarcado en los resultados de otros metaanálisis.

Conclusión de los autores: La ingesta de té verde o de sus extractos no ejerce efectos estadísticamente significativos sobre el peso de adultos con sobrepeso u obesidad. Se observa un pequeño efecto sobre la disminución del porcentaje de masa grasa, pero no es clínicamente relevante.

Pero esto no termina aqui, voy a contra atacar con esta series de estudios los cuales nos dicen datos bastantes importantes:

En 2007, la revista Journal of the American College of Nutrition publicó un estudio:

donde se comprobaba la eficacia de la EGCG durante 12 semanas, en el cual los sujetos se divieron dos grupos. Un grupo de sujetos que tomaba un placebo y otro grupo donde tomaban 150mg de EGCG. Los resultados fueron muy similares donde el % de grasa, el contorno de cintura y el % de grasa abdominal disminuyeron de forma casi identica. Sin embargo, si se observó unos niveles de glucosa más bajos en aquellos sujetos que tomaban EGCG, por lo que observamos una de las funciones del te verde:

Mejorar los niveles de glucosa en sangre teniendo un efecto anti-diabético. Este efecto sobre la glucosa aunque a priori parezca insignificante es de gran importancia  ya que aumenta la saciedad tras realizar una comida:

Aún así podemos darle un voto de confianza y pensar que tal vez la dosis de EGCG es demasiado baja, necesitando una dosis mayor para observar esos supuestos efectos “quemagrasas”. Este hecho quedó reflejado en el estudio:

En dicho estudio se compararon los efectos en 3 grupos durante el ayuno:

  • 1º Grupo: 300mg de EGCG
  • 2º Grupo: 600mg de EGCG
  • 3º Grupo: 200mg de cafeina
  • 4º Grupo: 300mg de EGCG + 200mg de cafeina

Quiero destacar que el estudio los grupos se hicieron de forma aleatoria y a doble ciego, es decir, que tanto el investigador como el paciente desconocían que estaban ingiriendo, de esta forma evitaron resultados subjetivos. Los resultados fueron los siguientes:

grafica-grasa

Tal como podemos observar en la grafica sacamos dos datos importantes:

  1. La dosis de EGCG del primer estudio era insuficiente para producir el efecto quemagrasas
  2. La combinación de té verde +cafeina tiene un aumento del consumo de la grasa corporal de más de un 30%

Este efecto sobre el metabolismo de las grasas no solo se observa en este estudio si no en otros como este:

donde se observó que el grupo que ingería té verde aumentaba la quema de grasa en un 35% en un periodo de 24h. Además los investigadores se encontraron con que este efecto era un 20% mayor que consumiendo cafeina sola, por lo que confirmamos la importancia del punto anterior:

El consumo de té verde + cafeina es una autentica máquina para inducir la quema de grasa corporal.

En ese mismo estudio se observo tambien que las personas que tomaban te verde tenían niveles más altos de noradrenalina en orina, es decir, el te verde tienen propiedades inhibitorias sobre la descomposión de dicha hormona, la cual tiene un gran efecto sobre la perdida de grasa.

Como hemos visto en estos estudios el aumento de la “quema” de grasa es algo demostrado, pero queda saber si verdaderamente este aumento del uso de la grasa se traduce como una mayor perdida de peso en las personas que lo toman.

La respuesta a dicha pregunta queda resuelta a traves de este meta-analisis: donde las personas que consumian te verde perdieron 1.38kg y casi 2cm más que las personas que tomaban placebo. Podemos decir entonces que concuerda el aumento del consumo de la grasa con la perdida que se refleja en las personas que toman té verde.

Conclusión

La suplementación de té verde es una terapia efectiva si nuestro deseo es aumentar ligeramente la perdida de grasa, tanto en personas sedentarias como en deportistas, donde este último grupo puede aumentar un 17% extra el consumo de grasa durante el ejercicio si se toma como pre-entreno:

En mi opinión y tal como queda reflejado en los estudios, la dosis mínima de EGCG para aumentar la grasa perdida debe ser entorno a 300mg, preferiblemente acompañado de 200-250mg de cafeína 30 minutos antes del entrenamiento, tanto en ayunas como en personas que realizan ejercicio con el estomago lleno.