Introducción

Durante los últimos años los estudios realizados sobre el tema, han mostrado que la ingesta de proteínas después de entrenamientos de fuerza (en deportistas profesionales) mejora la eficacia de los mismos; algunos incluso han sugerido que la recuperación de esas sesiones de ejercicio repetitivas durante el día, puede acelerarse, aunque no hay unanimidad en esa consideración. Pero es curioso que sobre el perfil de las proteínas a ingerir (o calidad de la misma) no hay mucha investigación, pero la mayoría de los estudios apuestan por proteínas de suero lácteo.

Estudio

El presente estudio Eur J Appl Physiol. 2016 Sep 20 investigó los efectos de la suplementación de proteína de “baja” calidad , en comparación con una de “alta” calidad respecto a a la recuperación del rendimiento en el ejercicio de fuerza de alta intensidad.

Método

El estudio se desarrolló en un entorno de dieta controlada, en el que los participantes realizaron 2 periodos de entrenamiento idénticos. Cada periodo incluyó 4 sesiones de entrenamiento de fuerza de alta intensidad durante 5 días, mientras recibían proteínas de alta (Whey, 50% aminoácidos esenciales y 23,5% de aminoácidos de cadena ramificada) y baja calidad (Colágeno, 15,6% aminoácidos esenciales y 6,8% de aminoácidos de cadena ramificada). Antes y a las 3, 24 y 48 h después de los periodos de entrenamiento se analizó el rendimiento por medio de contracción máxima voluntaria (MVC) de extensión y flexión de rodilla, salto contramovimiento (CMJ) y potencia anaeróbica (pico y media). Además, antes y a las 48 h después se realizó un test hasta el agotamiento al 70% VO2max (TTE).

Resultados

Los resultados mostraron un descenso del rendimiento del orden del 4-24% en MVCext, CMJ, potencia anaeróbica media y TTE. En particular, el rendimiento en TTE no se recuperó en 48 h. El descenso del rendimiento a lo largo de la recuperación no se vio afectado por la calidad de las proteínas ingeridas.

Conclusión

La recuperación del rendimiento tras ejercicios intensos de fuerza, no se vio afectada o influenciada por el tipo de suplemento de proteínas ingerido. Bajo mi punto de vista es lo de siempre, millones de personas acuden a un gimnasio y lo primero por lo que se preocupan es por la suplementación, en vez de por su alimentación o si su entreno es el adecuado, o si presenta mucho estres en su día a día, si su descanso es el adecuado como un largo etcétera. Podemos ver como no se debe esperar comportamientos espectaculares como resultado de la suplementación a la alimentación, cuando esta es adecuada a las necesidades de las personas. Gastamos mucho pero mucho dinero y tiempo en buscar suplementos cuyos ingredientes se pueden encontrar en alimentos totalmente disponibles para su consumo diario.

Lecturas recomendadas del tema…

aquí

aquí