Artículos Ciencia de la Nutrición

Más investigación del entrenamiento concurrente en atletas de élite

Introducción

Sabemos que los atletas de élite de todas las disciplinas, casi siempre, no todos los días, pero si la gran parte de la semana, incluyen en planificación dos sesiones de entrenamiento como mínimo al día, ya que el nivel de preparación y la exigencia competitiva lo exige, teniendo que ajustar y optimizar los perfiles y objetivos de sus entrenamientos para conseguir todas las adaptaciones generadas por el entrenamiento, y tener las las menores interferencias negativas posibles.

Estudio

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio J Strength Cond Res. 2016 Nov;30 cuyo objetivo fue comparar las respuestas neuromusculares, endocrinas y bioquímicas de un entrenamiento diario que consistió en una sesión de velocidad aislada o realizando una doble sesión de un un entrenamiento de fuerza de añadido.

Método

Los voluntarios, jugadores de rugby, completaron 2 protocolos en orden aleatorio. El protocolo de solo velocidad consistió en 6 repeticiones de máxima intensidad de 50 m corriendo con 5 min de recuperación entre cada esprint, mientras que el grupo de esprint+fuerza realizó el mismo entrenamiento, pero fue seguido 2 h después de una sesión de fuerza (4series de 5 repeticiones de backsquat y peso muerto) al 85% 1RM. La testosterona, el cortisol, la creatina quinasa, el lactato y el dolor muscular percibido se determinaron inmediatamente antes, inmediatamente después, tambien tras 2 horas después de las sesiones y 24 horas después de ambos protocolos.

Resultados

Los resultados mostraron que después de 24 h el dolor muscular fue mayor en el grupo esprint+fuerza. No hubo diferencias entre grupos en los test de salto efectuados inmediatamente después, a las 2 h y 24 h post-ejercicio. Igualmente, los niveles de creatin-kinasa, testosterona y cortisol no se afectaron por añadir fuerza al entrenamiento diario de sprint.

Conclusión

Este estudio nos da mas datos sobre los protocolos de dobles sesiones de entreno y como reacciona nuestro organismo ante ellas. Los datos sugieren que el entrenamiento de fuerza realizado 2 h después del entrenamiento de sprint, salvo por el aumentó de la sensación de fatiga al día siguiente de su realización como es obvio, no provocó diferencias en las respuestas neuromusculares, bioquímicas o endocrinas en nuestro organismo.

About the author

Alejandro Ocaña

Soy Alejandro Ocaña, estudie en la NSCA para Preparador Físico CSCS. El principal lema de la NSCA es “Bridging the gap between science and application” (reduciendo la distancia entre la ciencia y su aplicación), su compromiso es el de contribuir a que la labor de entrenadores/preparadores físicos se ajuste lo máximo posible a los avances científicos y a los últimos estándares de calidad y seguridad. Posteriormente, me he especializado en Nutrición clínica/deportiva. Gracias a Athletes Performance, al Máster en Alto Rendimiento del Comité Olímpico Español y a la maestría de nutrición clínica deportiva, pude perfeccionar y ampliar mis conocimientos sobre nutrición y distintas metodologías de entreno. Durante toda mi vida me ha encantado el deporte, he practicado de todo tipo, Pádel, Tenis, Rugby, hubo una época que me dio por el Boxeo y el Taekwondo, luego Natación, pero empecé a disfrutar del deporte y de alto rendimiento con la Gimnasia deportiva, a la que me estuve dedicando durante varios años con gran entusiasmo. A día de hoy, me dedico a Crossfit ® de manera profesional, a la vez que sigo ampliando mis conocimientos.

1 Comment

Click here to post a comment

  • Hola maestro,entonces la fuerza no se vio afectada? se podria progresar en fuerza igualmente con el entrenamiento concurrente? saludos..Will