Artículos Ciencia del Entrenamiento

Las células satélite en el músculo esquelético humano; desde el nacimiento hasta la vejez

Introducción

Cambios en el contenido de células satélite desempeñan un papel clave en la regulación del crecimiento del músculo esquelético y atrofia. Sin embargo, existe poca información sobre los cambios en el contenido de células satélite desde el nacimiento hasta la vejez en los seres humanos. El presente estudio April 2014, Volume 36, Issue 2, define el contenido de células satélite tipo específico de fibra muscular en el tejido muscular esquelético humano durante toda la vida útil. Antes de nada, ¿que son las células satélite?  células satélite, las células madre del musculo esquelético. Son células que se encuentran aun sin diferenciar (sin haberse transformado en células adultas con una función y estructura específica). Este tipo de célula podemos encontrarlas en multitud de tejidos como en la fibra muscular donde permanecen en un estado de latencia, hasta que el estrés provocado por el ejercicio físico las activa.

La fusión de la célula satélite con la consecuente cesión de su núcleo permite un aumento en la síntesis de proteínas aumentando las oportunidades de recuperación de esta célula, por su parte la diferenciación en mioblastos contribuye con la aparición de nuevas fibras llenando y recuperando la región lesionada.

Células Satélites

En la figura podemos ver la activación, diferenciación y proliferação de células satélites en la respuesta al daño muscular; varios factores liberados por el ejercicio físico o lesión activan las células satélites haciendo que estas dejen el estado inactivo; en este estado las células pueden proliferar y/o migrar, en ese caso al fundirse a los miócitos “damnificados”, contribuyen para la regeneración de la célula (adaptado de HAWKE y GARRY, 2001).

slide_13

Método

Las biopsias musculares se recogieron en 165 sujetos, de los diferentes músculos de los niños sometidos a cirugía (<18 años, n = 13) y del músculo vasto lateral de jóvenes adultos (18-49 años, n = 50), mayores (50 a 69 años , n = 53), y los sujetos senescentes , es decir que que empiezan a envejecer (70-86 años, n = 49).

En un subgrupo de 51 sujetos de edad avanzada (71 ± 6 años), biopsias adicionales se recogierón después de 12 semanas de entrenamiento con ejercicios de tipo resistencia supervisado. La inmunohistoquímica se aplica para evaluar la fibra muscular esquelética-tipo específico composición, tamaño, y el contenido de células satélite. Desde el nacimiento hasta la edad adulta, el tamaño de la fibra muscular se incrementa enormemente, pero sin grandes cambios en las fibras musculares o contenido de células satélite, y no hay diferencias entre el tipo I y fibras musculares II. A diferencia de las fibras musculares de tipo I, tipo II tamaño de la fibra muscular fue sustancialmente menor al aumentar la edad en adultos (r = -0.56, P <0,001). Esto fue acompañado por una reducción relacionada con la edad en el tipo II el contenido muscular de las células de fibra satélite (r = -0.57, P <0,001).

Resultados

r r1 r2

12 semanas de entrenamiento con ejercicios de tipo resistencia aumentarón significativamente el tamaño de las fibras tipo II  y el contenido de células satélite. Se concluye que la atrofia de las fibras de tipo II debido al envejecimiento se acompaña de una disminución específica en el contenido de células satélite. El entrenamiento con ejercicios de tipo resistencia representa una estrategia eficaz para aumentar el contenido de células satélite y revertir la atrofia de fibras tipo II en el músculo esquelético debido al envejecimiento.  Podemos llegar a la siguiente conclusión; desde el nacimiento hasta la edad adulta en los seres humanos, el tamaño de la fibra muscular aumenta enormemente con grandes cambios en el número de células satélite por fibra muscular y no hay diferencias entre el tipo I y II fibras musculares. A lo largo de la vida adulta, el envejecimiento se acompaña de una disminución específica en el tipo II de la fibra muscular junto al contenido de células satélite. Esta atrofia muscular relacionada con la edad se puede invertir con eficacia con un entrenamiento prolongado de entrenamiento resistido ( de tipo resistencia). El entrenamiento con ejercicios de tipo resistencia aumenta el contenido de fibras muscula tipo II junto con el contenido de las células de fibra satélite, facilitando la incorporación de nuevos myonuclei (regeneración del mionúcleo), permitiendo así que la fibra tipo II muestre hipertrofia. Con este estudio, obtenemos más datos, para que el ejercicio físico resistido, sea una opción prioritaria para tratar de minimizar la pérdida de masa muscular asociada a la edad (sarcopenia).

About the author

Alejandro Ocaña

Soy Alejandro Ocaña, estudie en la NSCA para Preparador Físico CSCS. El principal lema de la NSCA es “Bridging the gap between science and application” (reduciendo la distancia entre la ciencia y su aplicación), su compromiso es el de contribuir a que la labor de entrenadores/preparadores físicos se ajuste lo máximo posible a los avances científicos y a los últimos estándares de calidad y seguridad. Posteriormente, me he especializado en Nutrición clínica/deportiva. Gracias a Athletes Performance, al Máster en Alto Rendimiento del Comité Olímpico Español y a la maestría de nutrición clínica deportiva, pude perfeccionar y ampliar mis conocimientos sobre nutrición y distintas metodologías de entreno. Durante toda mi vida me ha encantado el deporte, he practicado de todo tipo, Pádel, Tenis, Rugby, hubo una época que me dio por el Boxeo y el Taekwondo, luego Natación, pero empecé a disfrutar del deporte y de alto rendimiento con la Gimnasia deportiva, a la que me estuve dedicando durante varios años con gran entusiasmo. A día de hoy, me dedico a Crossfit ® de manera profesional, a la vez que sigo ampliando mis conocimientos.

Add Comment

Click here to post a comment