Artículos Ciencia de la Nutrición Sumplementación Deportiva

La magia de los quemadores de grasa o termogénicos a estudio

ESTE ARTÍCULO ESCRITO POR ALEJANDRO OCAÑA GARCÍA SE ENCUENTRA BAJO UNA LICENCIA CREATIVE COMMONS ATRIBUCIÓN-SINDERIVADAS 3.0 UNPORTED.

Introducción

Antes de nada aclarar que este artículo el cual llevo bastante tiempo escribiendo, no va relacionado con el alto rendimiento deportivo, si no que va relacionado con la SALUD. El tema que trato creo que es un problema que casi podemos ver a diario en cualquier centro deportivo, o en cualquier tienda de suplementación “deportiva o de salud” por eso creo que ya tocaba una entrada hablando seriamente sobre ello. Mucha investigación se publica en torno a la relación entre la obesidad y las enfermedades cardiovasculares (aquí). Por ejemplo (aquí) un estudio el cual nos muestra como con ejercicio físico podemos reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Pues bien, estos estudios están ahí, pero pienso que no podemos descuidar la relación entre la obesidad y la hipertensión, la resistencia a la insulina, el nivel alto de colesterol, el síndrome X y otras enfermedades, pero la gente me sigue haciendo una pregunta que casi se repite a diario, ¿Alex, que puedo tomar para quemar más grasa?

Aceptando que la obesidad se relaciona con aumentar el riesgo de enfermedades, el mercado de los suplementos utiliza la pereza y el dinero de las personas, para hacer uno de los negocios de mayor éxito, pero… ¿Dónde está la evidencia de estos productos?

El término “quemador de grasa” desde el punto de vista de la fisiología de la nutrición, se utiliza para describir los “suplementos” que se dice que agudamente aumentarían el metabolismo de la grasa o el gasto de energía, alterar la absorción de grasa, aumentar la pérdida de peso, aumentar la oxidación de grasas durante el ejercicio, y/o de alguna manera causar alguna adaptación el metabolismo de la grasa que promuevan un gasto mayor a largo plazo. Esa sería la definición exacta, estos suplementos a menudo dicen contener una serie de ingredientes, cada uno con su propio mecanismo de acción propuesto, (claro que si hombre…) y con frecuencia afirman que la combinación de estas sustancias tendrá dicho efectos que comentamos…

Captura 1
La interacción de los quemadores de grasa y como dicen funcionar.

Pues bien, en esta revisión voy a resumir casi toda la evidencia disponible actual y veracidad en estudios realizados de todos estos “quemadores de gasa”. También voy a exponer el último trabajo sobre el tema del Sport and Exercise Sciences University of Birmingham, el cual tienen un equipo que tratan a diario la obesidad.

Empecemos…

¿Porque están para su venta, si no funcionan?

Para que entendáis el porque tengo que explicar detalladamente algunos aspectos de la industria. Aquí dejos algunos hechos: En 2008, ~ 34% las personas con sobrepeso u obesidad en los EE.UU informaron que usaban un suplemento dietético para la pérdida de peso (Pillitteri et al, 2008). Y, además, en 2010, los consumidores estadounidenses gastaron más de $ 2.4 millones de dólares en suplementos dietéticos y sustitutos de las comidas, destinadas a la pérdida de peso (Nutrition Business Journal, 2011). Según la agencia mundial antidopaje (WADA) los productos que tienen más riesgo de presentar sustancias prohibidas son los llamados “muscle building” o constructores de músculos/ganadores de peso y los “fat burners” o quemadores de grasa/termogénicos. 

Los mas usados según la estadística.
Los mas usados según la estadística.

La principal preocupación en este negocio es que en los EE.UU. Food and Drug Administration (FDA), (pasa prácticamente lo mismo en el resto del mundo), no evalúan la seguridad y la eficacia de los suplementos para bajar de peso antes de que aparezcan en el mercado. Además, la mayoría de ellos carecen de cualquier evidencia científica de que funcionen. Tenemos que tener claro que los suplementos no tienen las mismas regulaciones, ni controles, que los medicamentos. Sin embargo, en una farmacia puedes conseguir un analgésico al lado de un suplemento. Esto puede confundirnos, pero debemos estar claros que son productos muy diferentes. A diferencia de los medicamentos, no necesitan demostrar seguridad (que producen efectos secundarios) o efectividad (que realmente sirven para lo que se venden). Esa es la razón por la que existen muchos suplementos que no son efectivos y que pueden venderse libremente. También tenemos que tener en cuenta que un producto puede estar registrado, por ejemplo: en el Ministerio de Salud, pero lo único que eso significa es que las cantidades de sus componentes eran los que aparecían en la etiqueta al momento del registro o ayuda a indicar las diferencias entre productos. En ningún caso los organismos regulatorios certifican que el suplemento sea efectivo o seguro. Si bien lo ideal para demostrar que un suplemento funcione es hacer investigaciones, estas toman una cantidad de tiempo y dinero importante. Por lo tanto, muchos productos son comercializados sin tener evidencias científicas de su efectividad. De hecho, mientras más nuevo sea un producto menos se conoce sobre su efectividad y seguridad. Las compañías que divulgan los estudios científicos sobre sus productos casi siempre no son fiables. Ya que No existe ninguna razón para citar estudios en la publicidad y que estos estén ocultos o sean de muy difícil acceso, esto pasa SIEMPRE. Igualmente un estudio no es suficiente para demostrar por completo la efectividad de un producto para todas las poblaciones y condiciones. Se necesitan múltiples investigaciones para poder hacer recomendaciones definitivas. En cinco estudios realizados con suplementos comprados al azar se encontró que del 11 al 22% presentarón componentes que no estaban citados en el rótulo y que consistían en sustancias prohibidas en el deporte (hormonas anabólicas y estimulantes). 

Sin embargo una estrategia común para promocionar suplementos es usar a atletas reconocidos. Sin embargo, los testimonios pueden ser falsos, comprados o maquillados. Un ejemplo muy reciente es el de Cristiano Ronaldo y Herbalife ®, totalmente falso.

Pues bien, la lista de los suplementos quemadores de grasa es bastante extensa, los más populares podrían ser, la cafeína, L-carnitina, las catequinas del té, el ácido linoleico conjugado (CLA), forskolina, cromo, algas y fucoxantina.

Bloqueadores de la absorción:

Como su nombre lo indica, estos suplementos dicen bloquear la absorción de un macronutriente específico. EL más famoso que podemos ver en la tv casi a diario son los bloqueadores de Hidratos de carbono o inhibidores de la grasa, veamos;

1.Hidratos de carbono: bloqueadores de almidón: No hay resultados consistentes. El más famoso en el mercado es un inhibidor de la alfa-amilasa (valgaris Phaseolus). SIN RESULTADOS.

2.Inhibidores de la grasa: como el Chitosan ha sido revisado por el grupo de Cochran en 2008, Jull et al, (2008), concluyendo la evidencia científica del Chitosan, se traducirá en la pérdida de peso de 500 gramos de peso corporal en un lapso de tiempo de  3-5 meses aproximadamente, y estaba muy dudoso si ese resultado se dio debido al Chitosan. SIN RESULTADOS

Estimulantes del metabolismo:

Estos suplementos bien aumentan el gasto de energía o disminuyen el apetito, o ambas cosas. Hay efectos secundarios de estos suplementos que pueden ser mejoradas cuando se combinan, una técnica típica utilizada por las empresas para aumentar los resultados.

1La cafeína es probablemente el estimulante más utilizado en todo el mundo. Aumenta la pérdida de peso mediante el aumento de la oxidación de grasas a través de la activación simpática del sistema nervioso central y por la inhibición de la degradación de AMPc Hursel et al, (2010). Efectos de la cafeína: 100 mg de cafeína aumenta la tasa metabólica en reposo (RMR) en un 3-4% superior a 150 min (Dulloo, Geissler, Horton, Collins, y Miller, 1989), mientras que 200 mg por RMR aumenta un 5-8% superior a 3 – h (Collins, Cornelius, Vogel, Walker, y Stamford, 1994). Cuando la cafeína (100 mg) se combina con nicotina (1 mg), el aumento de RMR en un 8,5% en un período de 3 h (Jessen, Toubro, y Astrup, 2003). Un reciente estudio J Strength Cond Res. 2016 Jul;30 cuyo objetivo fue investigar los efectos de una suplementación con cafeína y polifenoles sobre la tasa metabólica basal y la oxidación de las grasas en reposo después de un entrenamiento interválico de sprint (SIE).  Los resultados (que no fuerón nada novedosos) mostraron que el grupo que se suplementó con cafeína + polifenoles mostró un mayor gasto energético (reposo: +7.99%, post ejercicio: +10.16%), VO2 (+9.64 en reposo; +12,10% en post-ejercicio) y tasa de oxidación de las grasas (+10,60% reposo; +9,76% post-ejercicio) vs grupo placebo. No hubo diferencias en el rendimiento en SIE entre grupos, ni tampoco en los valores de presión arterial.

Conclusión: Podemos ver como la cafeína, (una de las ayudas ergógenicas mas usada y famosa en el deporte por su beneficios) si puede ser un  apoyo para el control de peso, ojo a esto, apoyo o ayuda, no solución. 

2. Efedra o Efedrina actúa a través de alfa estimulante y receptores beta-adrenérgicos, ¿qué significa? Un rápido impulso energético que aumenta la termogénesis, la frecuencia cardíaca (FC), presión arterial (PA) y el estado de alerta. También puede funcionar como un supresor del apetito. Debido a los múltiples riesgos de salud, la efedrina fue prohibida en 2004. Pero ¿por qué todavía se puede encontrar en el mercado? Pues porque numerosas compañías de suplementos la comercializan por otro nombre, ephedra sinica o como se conoce en extremo oriente como Ma huang, que no está prohibida, pero sigue teniendo los mismos efectos secundarios similares, la cual esta incluida en muchos termogénicos de una manera no muy legal, es decir, ocultándolo.

La cafeína y la efedrina tienen un efecto mayor cuando se combinan (es decir, Durvitan + efedrina) que cuando se toma por separado (hasta 5 kg) Hackman, R. et al (2006) sobre el grupo control en un seguimiento de 9 meses. Los efectos secundarios van de nada, hasta la muerte, facilmente.

3. El té verde. La cafeína y las Catequinas son considerados como los dos principios activos de GT asociados con la pérdida de peso. La cafeína y las catequinas del té, actúan juntos para aumentar la termogénesis, Hursel, R., & Westerterp Plantenga, MS (2010), además de las catequinas puede tener: efectos anti-inflamatorios, reduce la absorción de grasa y reducir la lipogénesis adipocito, Wolfram, S. Wang, Y., y Thielecke, F. (2006). Hasta ahora, el efecto demostrado en el té es mayor en la oxidación de grasas, con un aumento de entre el 10% y 20% en individuos sedentarios y activos, Venables M. C et al, (2008). El té es decir, las catequinas (principio activo del té) combinado con la cafeína tiene un efecto más que cualquier de los dos solo, pero el efecto sobre la pérdida de peso sigue siendo bajo <2kg. Digno de mención, también tengo que destacar que aquellos consumidores habituales de cafeína, o larga ingesta de cafeína, se reducirá los efectos a lo largo plazo, ya que el cuerpo se adapta muy rápido a ella Kovacs et al, (2004). Los extractos GT no están prohibidos, pero, solo parecen seguros los del té, Frank et al; (2009).

Ahora bien, que la cafeína y el té, sea un aliado para el control de peso, (control, pero no adelgazamiento) no quiere decir que tengamos que usarlo a diestro y siniestro, porque como todo, el abuso es perjudicial. Efectos dañinos en la salud con el abuso del té, y la cafeína son más que notables y precisamente no son pocos. También quería recalcar lo que dije al principio de la entrada, este articulo va enfocado a la salud, y no al rendimiento deportivo. Si estuviese enfocado al rendimiento deportivo los datos sobre la cafeína y las catequinas del té serian diferentes. Si queréis leer sobre ello lo escrito anteriormente (todo sobre la cafeina y el rendimiento deportivo aqui) y (aqui todo sobre las catequinas del té y el rendimiento deportivo).


4. Los efectos de la naranja amarga en la pérdida de peso son limitados, sin embargo los efectos adversos son numerosos: aumento de la PA y la FC (Bui, Nguyen, y Ambrosio, 2006), infarto de miocardio (Nykamp, Fackih, y Compton, 2004), angina de pecho (Gange, Madias, Félix-Getzik, Weintraub, y Estes, 2006) y la colitis isquémica (Sultan, Spector, y Mitchell, 2006).

Yohibine, Yerba Mate y Guaraná. NO hay evidencia científica para probar mejoras en la pérdida de peso. La conclusión de estos vendrá siendo la misma que para el famoso ácido linoleico conguated (CLA) tan usado en casi todos los “termogénicos o quemadores de grasa “Véase más adelante.

Partición de nutrientes

1. Calcio: Algunas teorías pueden explicar el consumo de los suplementos de calcio en la pérdida de peso: aumentan la lipólisis, aumentan la excreción fecal de grasa, y regulan el apetito. Abargouei et al, (2012). En conclusión, el consumo de lácteos o calcio podría funcionar a largo plazo durante restricción de energía en la dieta, pero siempre y cuando el mecanismo no se explique, es sólo una asociación simple entre ambos.

2. Ácido Linoleico Conjugado (CLA): La última prueba de control aleatorio mostró, que si quieres tirar tu dinero puedes comprar CLA, (3.4 a 6.8 g / d para 4wk-24 meses) (Egras, Hamilton, Lenz, y Monaghan, 2011). Esto significa menos de 1 kilogramo de peso corporal al año! ¿Vas a comprar un año de suplemento de CLA para perder menos de 1.5 kg?!

3. Cromo (Cr) Picolinato. Cr picolinato es una traza de metal esencial, un oligoelemento que está presente en alimentos tales como la levadura de cerveza, queso, setas y germen de trigo, y se considera una nutriente esencial. Debido a los métodos insuficientes para evaluar el estado de cromo, la Food and Nutrition Board de EE.UU no pudo establecer una cantidad diaria recomendada de cromo. En lugar de ello, por lo menos llegaron a estipular una ingesta segura para los humanos: 20 a 30 mg día (55). ¿Porque se le ha estado dando tanto bombo? Pues bien, se piensa que puede aumentar la masa muscular y promover la pérdida de grasa, además de mejorar los efectos de la insulina. Anderson y Kozlovsky (56) sugirieron que muchas personas podrían no estar ingiriendo, incluso 50 pg d-1 de cromo. El cromo se comercializa predominantemente en forma de picolinato de cromo. Estudios cuidadosamente controlados, los cuales utilizan técnicas más sofisticadas para medir la composición corporal, pues bien, no se encontraron efecto alguno en la masa corporal magra o en el tejido graso (58,59). En otro de los estudios de Lukaski et al. (62) llegó a la conclusión que en condiciones de ingesta de energía controlada, la suplementación de cromo tampoco tuvo efecto alguno en el peso corporal. Por lo tanto, afirma que los suplementos de Cromo no son eficaces en el aumento de la masa corporal magra o en la reducción del tejido graso.

La conclusión es: SI tiraste tu dinero en el CLA, pero aún te sigue sobrando algo, y quieres tirar más, compra Picolinato de cromo, piruvato, L-carnitina, o ácido hidroxicítrico (HCA).

4. L-carnitina: L-carnitina (carnitina), una sustancia presente relativamente en grandes cantidades en la carne, ha recibido mucha atención en la últimos 20 años. La L-carnitina se demanda para mejorar el metabolismo de las grasas, reducir la masa grasa y aumentar la masa muscular. Por lo tanto, la carnitina se utiliza a menudo para bajar de peso, reducir la grasa corporal y mejorar la “definición”. L-carnitina se deriva de dos formas, una a través de la dieta, carnes rojas y productos lácteos , y la segunda, de la propia producción endógena en el cuerpo. Incluso cuando la carnitina en la dieta es insuficiente, nosotros los humanos podemos producir suficiente metionina y lisina para mantener las reservas corporales funcionando (por esta razón, la carnitina no es considerada como una vitamina, si no como un amina). Se sintetiza en el hígado y el riñón, y alrededor del 98% de la carnitina del cuerpo humano está presente en el músculo esquelético y cardiaco. Pues bien, la creencia de que los suplementos de carnitina ayuda a la pérdida de peso se basa en la suposición de que la ingestión oral de manera regular de carnitina aumentaria la concentración de carnitina muscular. Otra hipótesis es que si la concentración de carnitina en el músculo aumenta, también aumenta la oxidación de grasas, lo que conduce a una pérdida gradual de las reservas de grasa corporal. Para que lo entendáis, es como si digo un buen día, ¿si le meto mas gasolina a mi coche, correrá mas no? ¡¡¡claro que si!!! Por suerte estudios realizados (15,16) han demostrado claramente que la ingestión de carnitina oral (hasta 6 g d-1 durante 14 días) no cambio la concentración de carnitina muscular. En general, las implicaciones prácticas en este momento, son poco claras y no hay suficiente evidencia para recomendar la carnitina para pérdida de peso o para aumentar la oxidación de grasas.

5. Fucoxanthin: Fucoxantina es un carotenoide que se encuentra en un tipo de algas comestibles (Undaria pinnatifida). En estudios con animales ha sido demostrado que la suplementación a largo plazo de fucoxanthin puede resultar en la pérdida de peso. Por ejemplo, un estudio realizado por Maeda et al. (24) demostraron que fucoxanthin (0,4% de cuerpo masa) o extracto que contenía fucoxanthin dieron lugar a una reducción significativa en el tejido adiposo blanco después de 4 semanas. Los mecanismos pueden estar relacionados con una regulación de proteína mitocondrial (UCP1) (24), que daría lugar a un aumento en el gasto de energía en reposo. Otros mecanismos potenciales incluyen una supresión de los adipocitos la diferenciación y la acumulación de lípidos inhibiendo la actividad de glicerol-3-fosfato deshidrogenasa (25). Recordar que el estudio era en animales, un calculo rápido, Sin embargo, un cálculo rápido, 0,4% masa humana equivaldría a 280 g de fucoxanthin por día para una persona media de 70 kg… algo que considera una dosis totalmente irreal y contraproducente para la salud. Sin embargo, recientemente, un estudio ruso fué publicado utilizando fucoxanthin por primera vez en humanos , cuyos resultados eran bastante sospechosos ya que los autores trabajaban para la empresa que comercializaba fucoxanthin. Por lo tanto más estudios deben llevarse a cabo para confirmar los efectos de fucoxantina en los seres humanos.

6. Taurina: La taurina es un aminoácido no esencial que se halla en forma natural en el cuerpo y en los alimentos (principalmente en la proteína animal). Su nombre se deriva de Bos Taurus (bilis de buey) de la cual fue aislada por primera vez hace más de 150 años. Difiere de la mayoría de los otros aminoácidos, en que no se incorpora a las proteínas, sino que existe como un aminoácido libre en la mayoría de los tejidos animales y es uno de los aminoácidos más abundantes donde hay alta actividad eléctrica, en ojos,en el cerebro, los músculos, el corazón, las plaquetas, y el sistema nervioso en desarrollo. Sus niveles sanguíneos declinan con la edad. La taurina se sintetiza en las células a partir del aminoácido azufrado metionina, en una ruta metabólica en la que participan una serie de moléculas azufradas y donde ocurren reacciones de demetilación, decarboxilación y oxidación. Aunque este aminoácido parece participar en varios procesos importantes, aún restan dilucidar y caracterizar algunas de las funciones del mismo. Hay evidencias de que sirve como un neurotransmisor (un mensajero químico para el sistema nervioso), un regulador de la sal y del equilibrio del agua (osmorregulación) dentro de las células y un estabilizador de las membranas celulares, ya que se ha demostrado que la taurina puede tener un rol importante en el cambio de algunas propiedades de la membrana, como la fluidez, la capacidad de transporte de algunos iones y la regulación de la actividad de algunas enzimas enlazadas a la membrana, así como también en el mantenimiento del potencial de la membrana y el pH intracelular. Participa en la detoxificación de químicos extraños y también está involucrada en la producción y la acción de la bilisEs un factor importante para el desarrollo y el mantenimiento de la morfología y las funciones normales de la retina, y posee un rol significativo durante el desarrollo cerebral, modulando los procesos de diferenciación, migración, desarrollo y regeneración del Sistema Nervioso Central (SNC), además posee un efecto protector en el daño neuronal producido por el neurotransmisor glutamato, y uno de los mecanismos por los cuales ejerce su efecto es previniendo o reduciendo la elevación de Ca2+ intracelular que produce el glutamato. Ahora bien cogiendo los resultados de los estudios by Rutherford et al. (80), y (81,82)

En conclusión: no hay suficiente evidencia de que la taurina tiene un efecto estimulante sobre el metabolismo de la grasa. SIN RESULTADOS

Supresor del apetito

1. La fibra soluble: puede trabajar a través de dos mecanismos: la absorción de agua en el intestino, lo que aumenta la sensación de saciedad y la saciedad Anderson, J. et al, (2009), o en segundo lugar, a través de la producción de ácidos grasos de cadena corta en el intestino, lo que influye en la secreción de la hormona del intestino (leptina, PPY, GLP-1) Hosseini, E et al, (2011), que tienen efecto saciante. Aunque no hay resultados sorprendentes (la pérdida de 1 kg más de peso que en los grupos control), sinceramente creo que, si aumentas tu consumo de alimentos ricos en fibra (cereales integrales, frutas, verduras, frijoles), significa que están haciendo elecciones más saludables en el desayuno / almuerzo / hora de la cena, que podría significar el primer paso para un estilo de vida saludable. Se podría decir que la fibra de alguna manera funciona, bien por su efecto saciante o sus efectos en el comportamiento. Pero cuidado, como dije antes, tenemos que alejarnos del abuso, así como la fibra no permite que la glucosa pase rápidamente al torrente sanguíneo y reduce la absorción de lípidos, la ingesta de fibra dietaria puede disminuir la absorción de minerales importantes para el organismo como el calcio, el hierro, el zinc y el cobre. Sobre la absorción vitamínica la ingesta de fibra no tiene efectos notables, pero en dietas vegetarianas, la reducción de la disponibilidad de minerales como el hierro y el calcio, por ejemplo, junto a la escasa ingesta de fuentes alimentarias de los mismos, el riesgo de sufrir carencias es superior. Además, otro de los efectos negativos de la ingesta de fibra es la menor digestibilidad, que si bien contribuye a perder peso por brindar más saciedad y retardar el vaciamiento gástrico, puede significar más distensión abdominal, más flatulencia y es desaconsejable en individuos con gastritis o que necesiten cuidar su estómago. Incluso, se ha comprobado que la fibra reduce e inhibe la actividad de enzimas pancreáticas pudiendo alterar la digestión normal de proteínas, grasas e hidratos, por esta razón, los problemas digestivos pueden surgir y la disponibilidad de nutrientes puede resultar afectada. No obstante, todos estos efectos negativos de la ingesta de fibra pueden reducirse y evitarse con sólo controlar la cantidad consumida y no superar los 25-30 gramos diarios, incrementar progresivamente la ingesta de fibra en la dieta para evitar la distensión y flatulencia, así como cocinando los alimentos con alto contenido de fibra para facilitar su digestión y reducir el efecto inhibitorio sobre las enzimas digestivas.  Los estudios que investigan la fibra como suplemento, (glucomannan, una fibra soluble de alta viscosidad); encontraron que aumenta la pérdida de peso, en hasta 2 kg, (estudios con una duración de 4 a 16 semanas) Anderson, J et al, (2009).

Conclusión

A partir de este trabajo en el cual he podido recoger todos los estudios que hay publicados sobre estos productos (abajo están las referencias), puedo decir la mayoría de los suplementos discutidos aquí, presentan una falta enrome de datos científicos. Ahora bien, sobre la base de los datos disponibles que expuse, la cafeína y el té tiene alguna evidencia de que posiblemente tengan algún beneficio en el metabolismo del tejido graso. Sin embargo, los efectos en los seres humanos han sido en general muy pequeños y más consistentes en consumidores habituales de cafeína. Entonces…¿a beber café y un cigarrillo? De nuevo la misma cuestión, los riesgos no superan a los beneficios, porque, obviamente, este no es un buen consejo a seguir. Uno de los muchos aspectos que mas me motivo a ser nutricionista (a parte de ampliar mis conocimientos como preparador físico) fué conseguir la fórmula correcta, la dosificación adecuada para aumentar mi rendimiento físico. Pues me quedó un aprendizaje importante sobre este tema, el cual sigo ampliando, especialmente de las cosas que nadie dice sobre los suplementos nutricionales.

Señoras y señores, ¡no os dejéis engañar mas joder, ya esta bien! Tiendas de suplementación “deportiva” técnicos de alimentación en gimnasios y un largo etcétera muy rápido aconsejan el uso de este tipo de productos con el fin de una perdida de grasa, y ya habéis visto que es inútil. Pero dejando a un lado los estudios, os hablo ya desde la experiencia profesional, jamás he adelgazado a alguien con el uso de suplementos, todas las personas que he tratado, han adelgazado con la misma “magia”, con la aplicación del conocimiento y la razón, con la aplicación de la ciencia y la experiencia. 

Los consejos que debes seguir son tres y son muy básicos:

  1. Si quieres bajar de peso consulta a un especialista, ¡¡¡Por favor, háganlo!!! será dinero bien invertido.
  2. Si estas gordo, no culpes a los demás, ni siquiera te eches la culpa (que si genética, el tiempo…), tampoco elijas productos que prometen pérdida de peso diez veces más rápido de lo que tardaste en ganarlo.
  3. Y por ultimo, lo ideal e idílico seria que un profesional de la materia te diseñase un protocolo de ejercicio idóneo para ti y una correcta alimentación, y que a su vez tenga conocimientos de utilizar ayudas nutricionales que sean seguras y eficaces, que permitan mejores resultados en la aplicación de programas de ejercicio diseñados para ayudar a perder grasa corporal. Pero si no podemos disponer de el, ya sea por por el motivo que sea, empieza a hacer deporte, el que sea, cualquier deporte , pero muévete, sal del sedentarismo y comienza a comer bien, con un horario regular, aléjate de la comida rápida e industrial, aléjate de todo lo que parezca rápido y fácil, mantente hidratado, solo con eso, tienes mucho ganado, pero sobre todo…

¡Comienza una vida saludable!

 

Referencias bibliográficas: 

1. Costill DL, Dalsky GP, Fink WJ. Effects of caffeine ingestion on metabolism and exercise performance. Med Sci Sports Exerc 1978; 10: 155–158.

2. Essig D, Costill DL, Van Handel PJ. Effects of caffeine ingestion on utilization of muscle glycogen and lipid during leg ergometer cycling. Int J Sports Med 1980; 1: 86–90.

3. Leijten PA, van Breemen C. The effects of caffeine on the noradrenaline-sensitive calcium store in rabbit aorta. J Physiol 1984; 357: 327–339.

4. Acheson KJ, Zahorska-Markiewicz B, Pittet P, Anantharaman K, Jequier E. Caffeine and coffee: their influence on metabolic rate and substrate utilization in normal weight and obese individuals. Am J Clin Nutr 1980; 33: 989–997.

5. Dulloo AG, Geissler CA, Horton T, Collins A, Miller DS. Normal caffeine consumption: influence on thermogenesis and daily energy expenditure in lean and postobese human volunteers. Am J Clin Nutr 1989; 49: 44–50.

6. Hollands MA, Arch JR, Cawthorne MA. A simple apparatus for comparative measurements of energy expenditure in human subjects: the thermic effect of caffeine. Am J Clin Nutr 1981; 34: 2291–2294.

7. Astrup A, Toubro S, Cannon S, Hein P, Breum L, Madsen J. Caffeine: a double-blind, placebo-controlled study of its thermogenic, metabolic, and cardiovascular effects in healthy volunteers. Am J Clin Nutr 1990; 51: 759–767.

8. Astrup A, Buemann B, Christensen NJ, Toubro S, Thorbek G, Victor OJ et al. The effect of ephedrine/caffeine mixture on energy expenditure and body composition in obese women. Metabolism 1992; 41: 686–688.

9. Boozer CN, Daly PA, Homel P, Solomon JL, Blanchard D, Nasser JA et al. Herbal ephedra/caffeine for weight loss: a 6-month randomized safety and efficacy trial. Int J Obes Relat Metab Disord 2002; 26: 593–604.

10. Westerterp-Plantenga MS, Lejeune MP, Kovacs EM. Body weight loss and weight maintenance in relation to habitual caffeine intake and green tea supplementation. Obes Res 2005; 13: 1195– 1204.

11. Graham TE, Battram DS, Dela F, El-Sohemy A, Thong FS. Does caffeine alter muscle carbohydrate and fat metabolism during exercise? Appl Physiol Nutr Metab 2008; 33: 1311–1318.

12. Bremer J. Carnitine – metabolism and functions. Physiol Rev 1983; 63: 1420–1479.

13. Constantin-Teodosiu D, Carlin JI, Cederblad G, Harris RC, Hultman E. Acetyl group accumulation and pyruvate dehydrogenase
activity in human muscle during incremental exercise. Acta Physiol Scand 1991; 143: 367–372.

14. Timmons JA, Poucher SM, Constantin-Teodosiu D, Worrall V, Macdonald IA, Greenhaff PL. Increased acetyl group availability
enhances contractile function of canine skeletal muscle during ischemia. J Clin Invest 1996; 97: 879–883.

15. Barnett C, Costill DL, Vukovich MD, Cole KJ, Goodpaster BH, Trappe SW et al. Effect of L-carnitine supplementation on muscle and blood carnitine content and lactate accumulation during high-intensity sprint cycling. Int J Sport Nutr 1994; 4: 280–288.

16. Vukovich MD, Costill DL, Fink WJ. Carnitine supplementation: effect on muscle carnitine and glycogen content during exercise. J Appl Physiol 1994; 26: 1122–1129.

17. Wagenmakers AJM. Nutritional Supplements: Effects on Exercise Performance and Metabolism. Lamb DR, Murray R (eds). Cooper Publishing Group: Carmel, IN, 1999.

18. Stephens FB, Constantin-Teodosiu D, New GPL. insights concerning the role of carnitine in the regulation of fuel metabolism in skeletal muscle. J Physiol 2007; 581: 431–444.

19. Stephens FB, Constantin-Teodosiu D, Laithwaite D, Simpson EJ, Greenhaff PL. Insulin stimulates L-carnitine accumulation in human skeletal muscle. FASEB J 2006; 20: 377–379.

20. Wall BT, Stephens FB, Constantin-Teodosiu D, Marimuthu K, Macdonald IA, Greenhaff PL. Chronic oral ingestion of L-carnitine and carbohydrate increases muscle carnitine content and alters muscle fuel metabolism during exercise in humans: the dual role of muscle carnitine in exercise metabolism. J Physiol 2011; 589: 963–973.

21. Litosch I, Hudson TH, Mills I, Li SY, Fain JN. Forskolin as an activator of cyclic AMP accumulation and lipolysis in rat adipocytes. Mol Pharmacol 1982; 22: 109–115.

22. Ho R, Shi QH. Forskolin as a novel lipolytic agent. Biochem Biophys Res Commun 1982; 107: 157–164.

23. Godard MP, Johnson BA, Richmond SR. Body composition and hormonal adaptations associated with forskolin consumption in overweight and obese men. Obes Res 2005; 13: 1335–1343.

24. Maeda H, Hosokawa M, Sashima T, Funayama K, Miyashita K. Fucoxanthin from edible seaweed, Undaria pinnatifida, shows antiobesity effect through UCP1 expression in white adipose tissues. Biochem Biophys Res Commun 2005; 332: 392–397.

25. Maeda H, Hosokawa M, Sashima T, Takahashi N, Kawada T, Miyashita K. Fucoxanthin and its metabolite, fucoxanthinol, suppress adipocyte differentiation in 3T3-L1 cells. Int J Mol Med 2006; 18: 147–152.

26. Abidov M, Ramazanov Z, Seifulla R, Grachev S.

27. Borchardt RT, Huber JA. Catechol O-methyltransferase. 5. Structure-activity relationships for inhibition by flavonoids. J Med Chem 1975; 18: 120–122.

28. Dulloo AG, Duret C, Rohrer D, Girardier L, Mensi N, Fathi Met al. Efficacy of a green tea extract rich in catechin polyphenols and caffeine in increasing 24-h energy expenditure and fat oxidation in humans. Am J Clin Nutr 1999; 70: 1040–1045.

29. Rumpler W, Seale J, Clevidence B, Judd J,Wiley E, Yamamoto S et al. Oolong tea increases metabolic rate and fat oxidation in men. J Nutr 2001; 131: 2848–2852.

30. Berube-Parent S, Pelletier C, Dore J, Tremblay A. Effects of encapsulated green tea and Guarana extracts containing a mixture of epigallocatechin-3-gallate and caffeine on 24 h energy expenditure and fat oxidation in men. Br J Nutr 2005; 94: 432–436.

31. Gregersen NT, Bitz C, Krog-Mikkelsen I, Hels O, Kovacs EM, Rycroft JA et al. Effect of moderate intakes of different tea catechins and caffeine on acute measures of energy metabolism under sedentary conditions. Br J Nutr 2009; 102: 1187–1194.

32. Hursel R, Viechtbauer W, Dulloo AG, Tremblay A, Tappy L, Rumpler W et al. The effects of catechin rich teas and caffeine on energy expenditure and fat oxidation: a meta-analysis. Obes Rev 2011; 12: e573–e581.

33. Harada U, Chikama A, Saito S, Takase H, Nagao T, Hase T et al. Effects of the long term ingestion of tea catechins on energy
expenditure and dietary fat oxidation in healthy subjects. J Health Sci 2005; 51: 248–252.

34. Auvichayapat P, Prapochanung M, Tunkamnerdthai O, Sripanidkulchai BO, Auvichayapat N, Thinkhamrop B et al. Effectiveness of green tea on weight reduction in obese Thais: a randomized, controlled trial. Physiol Behav 2008; 93: 486–491.

35. Chantre P, Lairon D. Recent findings of green tea extract AR25 (Exolise) and its activity for the treatment of obesity. Phytomedicine
2002; 9: 3–8.

36. Nagao T, Hase T, Tokimitsu I. A green tea extract high in catechins reduces body fat and cardiovascular risks in humans. Obesity (Silver Spring) 2007; 15: 1473–1483.

37. Hill AM, Coates AM, Buckley JD, Ross R, Thielecke F, How PR. Can EGCG reduce abdominal fat in obese subjects? J AmColl Nutr 2007; 26: 396S–402S.

38. Nagao T, Komine Y, Soga S, Meguro S, Hase T, Tanaka Y et al. Ingestion of a tea rich in catechins leads to a reduction in body fat and malondialdehyde-modified LDL in men. Am J Clin Nutr 2005; 81: 122–129.

39. Wang H, Wen Y, Du Y, Yan X, Guo H, Rycroft JA et al. Effects of catechin enriched green tea on body composition. Obesity (Silver Spring) 2010; 18: 773–779.

40. Diepvens K, Kovacs EM, Nijs IM, Vogels N, Westerterp- Plantenga MS. Effect of green tea on resting energy expenditure and substrate oxidation during weight loss in overweight females. Br J Nutr 2005; 94: 1026–1034.

41. Di Pierro F, Menghi AB, Barreca A, Lucarelli M, Calandrelli A. Greenselect Phytosome as an adjunct to a low-calorie diet for treatment of obesity: a clinical trial. Altern Med Rev 2009; 14: 154–160.

42. Hursel R, Viechtbauer W, Westerterp-Plantenga MS. The effects of green tea on weight loss and weight maintenance: a meta-analysis. Int J Obes (Lond) 2009; 33: 956–961.

43. Lee MS, Kim CT, Kim Y. Green tea (-)-epigallocatechin-3- gallate reduces body weight with regulation of multiple genes
expression in adipose tissue of diet-induced obese mice. Ann Nutr Metab 2009; 54: 151–157.

44. Chen N, Bezzina R, Hinch E, Lewandowski PA, Cameron- Smith D, Mathai ML et al. Green tea, black tea, and epigallocatechin modify body composition, improve glucose tolerance, and differentially alter metabolic gene expression in rats fed a high-fat diet. Nutr Res 2009; 29: 784–793.

45. Kim HJ, Jeon SM, Lee MK, Jung UJ, Shin SK, Choi MS. Antilipogenic effect of green tea extract in C57BL/6J-Lep ob/ob mice. Phytother Res 2009; 23: 467–471.

46. Achten J, Gleeson M, Jeukendrup AE. Determination of the exercise intensity that elicits maximal fat oxidation. Med Sci Sports Exerc 2002; 34: 92–97.

47. Achten J, Jeukendrup AE. Maximal fat oxidation during exercise in trained men. Int J Sports Med 2003; 24: 603–608.

48. Shimotoyodome A, Haramizu S, Inaba M, Murase T, Tokimitsu I. Exercise and green tea extract stimulate fat oxidation and
prevent obesity in mice. Med Sci Sports Exerc 2005; 37: 1884– 1892.

49. Murase T, Haramizu S, Shimotoyodome A, Nagasawa A, Tokimitsu I. Green tea extract improves endurance capacity and increases muscle lipid oxidation in mice. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol 2005; 288: R708–R715.

50. Murase T, Haramizu S, Shimotoyodome A, Tokimitsu I, Hase T. Green tea extract improves running endurance in mice by stimulating lipid utilization during exercise. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol 2006; 290: R1550–R1556.

51. Venables MC, Hulston CJ, Cox HR, Jeukendrup AE. Green tea extract ingestion, fat oxidation, and glucose tolerance in healthy humans. Am J Clin Nutr 2008; 87: 778–784.

52. Ota N, Soga S, Shimotoyodome A, Haramizu S, Inaba M, Murase T et al. Effects of combination of regular exercise and tea catechins intake on energy expenditure in humans. J Health Sci 2005; 51: 233–236.

53. Eichenberger P, Colombani PC, Mettler S. Effects of 3-week consumption of green tea extracts on whole-body metabolism during cycling exercise in endurance-trained men. Int J Vitam Nutr Res 2009; 79: 24–33.

54. Ichinose T, Nomura S, Someya Y, Akimoto S, Tachiyashiki K Imaizumi K. Effect of endurance training supplemented with green tea extract on substrate metabolism during exercise in humans. Scand J Med Sci Sports 2010; 21: 598–605.

55. NAoSIo (ed.). Dietary Reference Intakes: Recommended Intakes for Individuals Medicine. The National Academies Press: Washington, D.C., 2005.

56. Anderson RA, Kozlovsky AS. Chromium intake, absorption and excretion of subjects consuming self-selected diets. Am J Clin Nutr 1985; 41: 1177–1183.

57. Evans GW. The effect of chromium picolinate on insulin controlled parameters in humans. Int J Biosoc Med Res 1989; 11:
163–180.

58. Clancy SP, Clarkson PM, DeCheke ME, Nosaka K, Freedson PS, Cunningham JJ et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition, strength, and urinary chromium loss in football players. Int J Sport Nutr 1994; 4: 142–153.

59. Hallmark MA, Reynolds TH, DeSouza CA, Dotson CO, Anderson RA, Rogers MA. Effects of chromium and resistive training on muscle strength and body composition. Med Sci Sports Exerc 1996; 28: 139–144.

60. Hasten DL, Morris GS, Ramanadham S, Yarasheski KE. Isolation of human skeletal muscle myosin heavy chain and actin for measurement of fractional synthesis rates. Am J Physiol 1998; 275: E1092–E1099.

61. Lukaski HC, Bolonchuk WW, Siders WA, Milne DB. Chromium supplementation and resistance training: effects on body composition, strength, and trace element status of men (see comments).

62. Lukaski HC, Siders WA, Penland JG. Chromium picolinate supplementation in women: effects on body weight, composition, and iron status. Nutrition 2007; 23: 187–195.

63. Stearns DM, Belbruno JJ, Wetterhahn KE. A prediction of chromium(III) accumulation in humans from chromium dietary supplements. FASEB J 1995; 9: 1650–1657.

64. McCarty MF. Chromium(III) picolinate (letter). FASEB J 1996; 10: 365–369.

65. Park Y, Albright KJ, Liu W, Storkson JM, Cook ME, Pariza MW. Effect of conjugated linoleic acid on body composition in mice. Lipids 1997; 32: 853–858.

66. Rahman SM, Wang Y, Yotsumoto H, Cha J, Han S, Inoue S et al. Effects of conjugated linoleic acid on serum leptin concentration, body-fat accumulation, and beta-oxidation of fatty acid in OLETF rats. Nutrition 2001; 17: 385–390.

67. Houseknecht KL, Vanden Heuvel JP, Moya-Camarena SY, Portocarrero CP, Peck LW, Nickel KP et al. Dietary conjugated linoleic acid normalizes impaired glucose tolerance in the Zucker diabetic fatty fa/fa rat. Biochem Biophys Res Commun 1998; 244:
678–682.

68. Malpuech-Brugère C, Verboeket WP, Mensink RP, Arnal MA, Morio B, Brandolini M et al. Effects of two conjugated linoleic acid isomers on body fat mass in overweight humans. Obes Res 2004; 12: 591–598.

69. Gaullier JM, Halse J, Hoivik HO, Hoye K, Syvertsen C, NurminiemiMet al. Six months supplementation with conjugated
linoleic acid induces regional-specific fat mass decreases in overweight and obese. Br J Nutr 2007; 97: 550–560.

70. Gaullier JM, Halse J, Hoye K, Kristiansen K, Fagertun H, Vik H et al. Conjugated linoleic acid supplementation for 1 year reduces body fat mass in healthy overweight humans. Am J Clin Nutr 2004; 79: 1118–1125.

71. Whigham LD, Watras AC, Schoeller DA. Efficacy of conjugated linoleic acid for reducing fat mass: a meta-analysis in humans. Am J Clin Nutr 2007; 85: 1203–1211.

72. Park Y, Albright KJ, Storkson JM, Liu W, Cook ME, Pariza MW. Changes in body composition in mice during feeding and withdrawal of conjugated linoleic acid. Lipids 1999; 34: 243–248.

73. West DB, Blohm FY, Truett AA, DeLany JP. Conjugated linoleic acid persistently increases total energy expenditure in AKR/J mice without increasing uncoupling protein gene expression. J Nutr 2000; 130: 2471–2477.

74. Ryder JW, Portocarrero CP, Song XM, Cui L, Yu M, Combatsiaris T et al. Isomer-specific antidiabetic properties of conjugated linoleic acid. Improved glucose tolerance, skeletal muscle insulin action, and UCP-2 gene expression. Diabetes 2001; 50:
1149–1157.

75. Belury MA, Mahon A, Banni S. The conjugated linoleic acid (CLA) isomer, t10c12-CLA, is inversely associated with changes in body weight and serum leptin in subjects with type 2 diabetes mellitus. J Nutr 2003; 133: 257S–260S.

76. Blankson H, Stakkestad JA, Fagertun H, Thom E, Wadstein J, Gudmundsen O. Conjugated linoleic acid reduces body fat mass in overweight and obese humans. J Nutr 2000; 130: 2943–2948.

77. Smedman A, Vessby B. Conjugated linoleic acid supplementation in humans – metabolic effects. Lipids 2001; 36: 773–781.

78. Riserus U, Vessby B, Arnlov J, Basu S. Effects of cis-9,trans-11 conjugated linoleic acid supplementation on insulin sensitivity, lipid peroxidation, and proinflammatory markers in obese men. Am J Clin Nutr 2004; 80: 279–283.

79. Riserus U, Vessby B, Arner P, Zethelius B. Supplementation with trans10cis12-conjugated linoleic acid induces hyperproinsulinaemia in obese men: close association with impaired insulin sensitivity. Diabetologia 2004; 47: 1016–1019.

80. Rutherford JA, Spriet LL, Stellingwerff T. The effect of acute taurine ingestion on endurance performance and metabolism in well-trained cyclists. Int J Sport Nutr Exerc Metab 2010; 20: 322–329.

81. Galloway SD, Talanian JL, Shoveller AK, Heigenhauser GJ, Spriet LL. Seven days of oral taurine supplementation does not increase muscle taurine content or alter substrate metabolism during prolonged exercise in humans. J Appl Physiol 2008; 105: 643–651.

82. Jester I, Grigereit A, BernhardtM, Heil S, Banzer W. Effects of ingesting a taurine-enriched, caffeine containing drink on performance and haemodynamics in acyclic trained athletes. Amino Acids 1997; 13: 72–73.

83. Am J Clin Nutr 1996; 63: 954–965.

84. The effects of Xanthigen in the weight management of obese premenopausal women with non-alcoholic fatty liver disease and normal liver fat. Diabetes Obes Metab 2010; 12: 72–81.

85. Anderson, J. W., Baird, P., Davis, R. H., Jr., Ferreri, S., Knudtson, M., Koraym, A.,Williams, C. L. (2009). Health benefits of dietary fiber. Nutr Rev, 67(4), 188-205.

86. Abargouei, M Janghorbani, M Salehi-Marzijarani and A Esmaillzadeh (2012): Effect of dairy consumption on weight and body composition in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled clinical trials. International Journal of Obesity. 1 – 9.

87. Collins, L. C., Cornelius, M. F., Vogel, R. L., Walker, J. F., & Stamford, B. A. (1994). Effect of caffeine and/or cigarette smoking on resting energy expenditure. Int J Obes Relat Metab Disord, 18(8), 551-556.

88. Dulloo, A. G., Geissler, C. A., Horton, T., Collins, A., & Miller, D. S. (1989). Normal caffeine consumption: influence on thermogenesis and daily energy expenditure in lean and postobese human volunteers. Am J Clin Nutr, 49(1), 44-50.

89. Jessen, A. B., Toubro, S., & Astrup, A. (2003). Effect of chewing gum containing nicotine and caffeine on energy expenditure and substrate utilization in men. Am J Clin Nutr, 77(6), 1442-1447.

90. Frank, Jan, George, Trevor W., Lodge, John K., Rodriguez-Mateos, Ana M., Spencer, Jeremy P. E., Minihane, Anne Marie, & Rimbach, Gerald. (2009). Daily Consumption of an Aqueous Green Tea Extract Supplement Does Not Impair Liver Function or Alter Cardiovascular Disease Risk Biomarkers in Healthy Men. J. Nutr., 139(1), 58-62. doi: 10.3945/jn.108.096412

91. Hackman, R. M., Havel, P. J., Schwartz, H. J., Rutledge, J. C., Watnik, M. R., Noceti, E. M., . . . Keen, C. L. (2006). Multinutrient supplement containing ephedra and caffeine causes weight loss and improves metabolic risk factors in obese women: a randomized controlled trial. Int J Obes (Lond), 30(10), 1545-1556.

92. Hosseini, E., Grootaert, C., Verstraete, W., & Van de Wiele, T. (2011). Propionate as a health- promoting microbial metabolite in the human gut. Nutr Rev, 69(5), 245-258.

93. Hursel, R., & Westerterp-Plantenga, M. S. (2010). Thermogenic ingredients and body weight regulation. [Journal Article]. Int J Obes (Lond), 34(4), 659-669.

94. Jull, A. B., Ni Mhurchu, C., Bennett, D. A., Dunshea-Mooij, C. A., & Rodgers, A. (2008). Chitosan for overweight or obesity. [Journal Article; Meta-Analysis; Review]. Cochrane database of systematic reviews (Online) (Cochrane Database Syst Rev) 2008(3): CD003892, 3.

95. Kovacs, E. M., Lejeune, M. P., Nijs, I., & Westerterp-Plantenga, M. S. (2004). Effects of green tea on weight maintenance after body-weight loss. Br J Nutr, 91(3), 431-437.

96. Venables, M. C., Hulston, C. J., Cox, H. R., & Jeukendrup, A. E. (2008). Green tea extract ingestion, fat oxidation, and glucose tolerance in healthy humans. [Journal Article; Randomized Controlled Trial]. Am J Clin Nutr, 87(3), 778-784.

97. Wolfram, S., Wang, Y., & Thielecke, F. (2006). Anti-obesity effects of green tea: from bedside to bench. Mol Nutr Food Res, 50(2), 176-187.

About the author

Alejandro Ocaña

Soy Alejandro Ocaña, estudie en la NSCA para Preparador Físico CSCS. El principal lema de la NSCA es “Bridging the gap between science and application” (reduciendo la distancia entre la ciencia y su aplicación), su compromiso es el de contribuir a que la labor de entrenadores/preparadores físicos se ajuste lo máximo posible a los avances científicos y a los últimos estándares de calidad y seguridad. Posteriormente, me he especializado en Nutrición clínica/deportiva. Gracias a Athletes Performance, al Máster en Alto Rendimiento del Comité Olímpico Español y a la maestría de nutrición clínica deportiva, pude perfeccionar y ampliar mis conocimientos sobre nutrición y distintas metodologías de entreno. Durante toda mi vida me ha encantado el deporte, he practicado de todo tipo, Pádel, Tenis, Rugby, hubo una época que me dio por el Boxeo y el Taekwondo, luego Natación, pero empecé a disfrutar del deporte y de alto rendimiento con la Gimnasia deportiva, a la que me estuve dedicando durante varios años con gran entusiasmo. A día de hoy, me dedico a Crossfit ® de manera profesional, a la vez que sigo ampliando mis conocimientos.

1 Comment

Click here to post a comment